May 4, 2016

Los científicos y los líderes de la fe urgen al presidente Obama de anunciar en Hiroshima los pasos para reducir los riesgos nucleares

WASHINGTON (4 de mayo de 2016)—Se espera ampliamente que la Casa Blanca anunciará pronto que el presidente Obama acudirá a la ciudad de Hiroshima mientras esté en Japón a finales de este mes para la cumbre del G7, y dará un discurso mientras esté ahí.  Los encargados de cuatro principales organizaciones de la ciencia y de fe piden al presidente a que anuncie las medidas especificas que los Estados Unidos tomará para reducir los riesgos reales y urgentes que suponen las armas nucleares y evitar una nueva carrera mundial de armas nucleares.

Un comunicado dado a conocer hoy por Ken Kimmell, presidente de la Unión de Científicos Comprometidos; el obispo Oscar Cantú, presidente del Comité de Justicia y Paz International con la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos; Leith Anderson, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos; y Gabriel Salguero, presidente de la Coalición Nacional de Evangélicos Latinos, piden al presidente Obama de:

•    reducir el plan de EE.UU. para construir una nueva generación de armas nucleares, incluyendo la cancelación de la nueva misil de crucero con armas nucleares, que desestabiliza y que es innecesario;
•    reducir el arsenal estratégico desplegado por los EE.UU. en un tercio, un nivel que el Pentágono está de acuerdo como adecuado para mantener la seguridad; y
•    retirar los misiles nucleares basados en tierra de EE.UU. de su estado de alerta instantánea, lo que reduciría el riesgo de un lanzamiento accidental, equivocado o no autorizado.

Los grupos se reunieron con Susan Rice, la asesora de Seguridad Nacional de EE. UU., en noviembre para expresar la preocupación de que el riesgo de las armas nucleares que se utilizan pueden estar aumentando y para urgir al gobierno de adoptar medidas concretas para reducir ese riesgo.

Kimmell dijo, “Sobre este asunto, los líderes de la ciencia y de la fe están hablando con una sola voz. El presidente Obama debería tomar medidas significativas ahora mismo para reducir los peligros que representan las armas nucleares. Esto puede ser un legado duradero de su presidencia.”

El obispo Cantú estuvo de acuerdo: “La fe y la razón, la religión y la ciencia, están de acuerdo. Las armas nucleares constituyen un desafío moral y representan una amenaza existencial que es preciso actuar ahora.”

The Union of Concerned Scientists puts rigorous, independent science to work to solve our planet's most pressing problems. Joining with people across the country, we combine technical analysis and effective advocacy to create innovative, practical solutions for a healthy, safe, and sustainable future.