October 24, 2018

Illinois encaminado en reducir las emisiones de carbono por el uso de electricidad en 22 por ciento para 2030

Pero con el aumento de riesgos climáticos, Illinois debe retirar más carbón, dice grupo de científicos

CHICAGO (24 de octubre de 2018)—Bajo el plan actual de Illinois para aumentar la cantidad de energía renovable en su red eléctrica, el estado reducirá las emisiones de carbono del sector eléctrico en 22 por ciento para el 2030. Pero si la compañía de energía Dynegy-Vistra cierra otras seis plantas a carbón, las cuales enfrentan dificultades económicos, en el mismo período el estado podría reducir sus emisiones hasta en un 48 por ciento para el 2030 y prevenir casi 1,000 muertes prematuras debido a menos contaminación del aire, según el análisis publicado hoy por la Union of Concerned Scientists (UCS).

En 2016, la legislatura estatal aprobó la Future Energy Jobs Act (FEJA). Esta ley fortalece los requerimientos de la cartera de energía renovable y del portafolio de eficiencia energética, acelerando la reducción en la generación a carbón. Aunque no está programado el cierre de ninguna planta a carbón en Illinois hoy en día, el análisis de UCS mostró que la generación a carbón en el estado disminuirá casi un cuarto para el 2030 a medida que el estado implementa FEJA y hace la transición a energía limpia.

El análisis de UCS también encontró que adoptar una postura aún más proactiva cerrando más plantas de carbón y reemplazándolas principalmente con energía renovable, almacenamiento energético y programas de eficiencia energética, produciría mayores beneficios en términos de reducción de emisiones de carbono, mejoras de salud pública y ahorros en las facturas de electricidad.

“Si Illinois quiere ser un líder climático, quiere proteger la salud de sus residentes y quiere limpiar su aire, entonces debemos cerrar más plantas a carbón y debemos cerrarlas más rápido”, dijo Jessica Collingsworth, co-autora del informe y analista líder de política energética y abogacía para el Medio Oeste en UCS. 

Las seis plantas a carbón de Dynegy-Vistra que UCS recomienda cerrar, actualmente enfrentan problemas económicos por lo que la compañía el año pasado buscó, sin éxito, subsidios estatales. De ser cerradas y reemplazadas con energía solar, eólica y otras formas de energía limpia antes de 2030, no solo se evitarían casi 1,000 muertes prematuras, de acuerdo con el análisis, sino que se evitarían casi 600 ataques cardíacos, más de 400 visitas a la sala de emergencias por asma, casi 300 ingresos al hospital por razones cardiovasculares y respiratorias y alrededor de 250 incidentes de bronquitis crónica. Esto ocurriría porque la contaminación por dióxido de azufre disminuiría 57 por ciento y la contaminación por óxidos de nitrógeno disminuiría 61 por ciento si estas plantas se cierran. Dichos contaminantes conllevan a niveles peligrosos de hollín y smog que contribuyen a enfermedades cardíacas y pulmonares.

Además, dado que la generación a carbón se reemplazaría con un aumento en las inversiones en eficiencia energética, los residentes de Illinois podrían ver bajar sus facturas de electricidad $93 por año para el 2030, según el estudio.

“Retirar más plantas de carbón, más allá de las que se cerrarán debido a las políticas actuales, no solo hace que el aire sea más limpio y nuestros pulmones más sanos, también significa ahorros para nuestros bolsillos”, dijo James Gignac, co-autor del informe y analista de energía en UCS.

El estudio de UCS también analizó el impacto de cerrar solo las plantas de Waukegan y E.D. Edwards (en Bartonville, cerca de Peoria) en la próxima década. El estudio encontró que las emisiones de carbono en el estado se reducirían un 33 por ciento para 2030 y se evitarían más de 400 muertes prematuras si se cierran estas dos plantas. Además, la contaminación por dióxido de azufre disminuiría 45 por ciento y la contaminación por óxido de nitrógeno disminuiría 40 por ciento. Los consumidores podrían ver bajar sus facturas de electricidad $102 por año para el 2030. Los líderes de ambas comunidades han abogado durante años por un plan de transición justa tras el retiro de las plantas. 

Waukegan es propiedad de NRG Energy y E.D. Edwards es propiedad de Dynegy-Vistra. El estudio descubrió que la planta de Waukegan podría reemplazarse por completo con energía limpia sin afectar la confiabilidad de la red eléctrica, en contraste con los comentarios recientes de NRG Energy que citó la confiabilidad como la razón para un rescate federal propuesto de sus plantas a carbón.

“Illinois tiene en juego numerosos beneficios para la salud, la economía y el medio ambiente y los legisladores y reguladores deben considerar detalladamente todas las propuestas de energía que reciben”, dijo Collingsworth. “Las mejores políticas deberán ser justas para las comunidades históricamente más afectadas por la contaminación de la industria de energía eléctrica, al mismo tiempo que reducirán las emisiones de carbono que causan el cambio climático y evitarán que las facturas de electricidad aumenten”.

The Union of Concerned Scientists puts rigorous, independent science to work to solve our planet's most pressing problems. Joining with people across the country, we combine technical analysis and effective advocacy to create innovative, practical solutions for a healthy, safe, and sustainable future.